lunes, 8 de abril de 2013

Sopor en el Coliseum.

Campeonato Nacional de Liga.
30ª Jornada.
Getafe C.F. 0.
Atlético de Madrid 0.

Soporífero partido en el Coliseum. Ninguno mereció ganar. Courtois, con dos buenas intervenciones, fue el mejor. El belga se afianza como líder en el "Trofeo Zamora". Es de lo poco positivo que se puede sacar del encuentro de ayer.

Tengo la costumbre (dice mi amigo Fer que estoy enfermo, y no le falta razón) de volver a ver cada partido del Atleti antes de escribir aquí. Hay veces, que por tiempo, solo me da para un repaso rápido o todos los resúmenes de TV e internet. Hoy me ha sido imposible. El bodrio de ayer no hay quien se lo vuelva a ver. Getafe y Atleti dieron un espectáculo infumable. Pudo romper el partido a enorme de haber marcado Falcao la primera que tuvo. El Getafe invitaba a ser atacado y el Atleti pretendía robar la pelota en campo azulón. Nada de nada. El encuentro derivó a un muermo inclasificable.

Empezó Simeone con 3 puntas (Adrián, Costa y Falcao) y me acordaba de esos adalides del buen fútbol que catalogaban al "Cholo" a su llegada al Atleti como el "Nuevo Maguregui". Al final, el tiempo, y ayer el partido, dio una vez más la razón a Simeone. No por poner más delanteros llegas más a área contraria ni por tener más posesión se está más cerca de la victoria. Ayer el Atlético de Madrid tuvo el balón en su posesión en la primera mitad y fue incapaz de llegar de manera clara arriba.

En la segunda parte la bajada de tensión fue total y ni tan siquiera la entrada de Óliver Torres (al que no se le puede pedir que resuelva el partido cuando es casi un debutante) animó el encuentro. Quien si puso algo de sal y pimienta al aberrante encuentro fue Delgado Ferreiro. El vasco, además de sacar fuera del área un posible penalti para el Getafe y tragarse 2 a favor del Atleti, dejó a los nuestros con 9. Mario Suarez, en una innecesaria mano, y Godín en una acción más que reprobable eran expulsados. Alexis, defensa del Geta que repartió cera por él y por todos sus compañeros, se fue del partido con una pírrica tarjeta amarilla. Aún así, el colegiado no fue el culpable de ver tan dantesco espectáculo.



El Atleti no tiene frescura. La tan alardeada eliminación de la Europa League no ha hecho más que constatar que el equipo ha perdido tensión competitiva. Si recordáis, el Valencia de Emery quedaba tercero casi sin despeinarse. Luego, cuando llegaba el momento de jugarse los títulos en eliminatorias, esa falta de competitividad le pasaba factura. Precisamente fue dos veces seguidas ante un Atleti que llegaba a esas citas enchufadísimo. El año pasado, ese  Athletic que maravillaba en eliminatorias del K.O. era un equipo vulgar en Liga. Acabó pagando la falta de tensión cuando dejó de competir y pagó las consecuencias en ambas finales que disputó. Espero y deseo que no le ocurra lo mismo a este Atleti de Simeone. Queda una final por jugar. Aviso.

El Domingo, a las 17 hrs. (¡¡¡si, si, lees bien... a las 17 hrs!!!. Yo estoy llorando de la emoción, fíjate), el Calderón recibirá a un Granada que se juega la permanencia y la vida en 1ª. El Atleti se juega sentenciar de una vez por todas la clasificación directa a la próxima Champions. Hagan su trabajo. De la manera más profesional que sepan, pero haganlo. Solo eso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.